Cobre en nuestras vidas
 

El cobre tiene un extenso campo de aplicaciones en la industria eléctrica, la construcción, la industria automotriz, el transporte, la industria química, la industria alimentaria, la salud y la fabricación de armamentos, entre otras.

Aplicaciones eléctricas y telecomunicaciones

El cobre es superado sólo por la plata como conductor de la electricidad, y más de la mitad del cobre producido en el mundo se emplea en este campo. El principal uso eléctrico es en forma de alambre. El cobre es el corazón de los generadores gigantes de las centrales eléctricas, de los botones que accionan las locomotoras, de los generadores de los automóviles y de millares de otros motores destinados a usos domésticos e industriales. También el cobre se usa ampliamente en la telefonía doméstica y en los computadores.

Aplicaciones mecánicas

Dada su alta conductividad térmica, su resistencia a la tracción y a la fatiga, su fácil moldeo y su facilidad para unirlo mediante soldadura, el cobre y sus aleaciones tienen un gran uso en el campo mecánico. Por ejemplo, en la fabricación de radiadores, enfriadores de aguas industriales, calentadores, piezas de motores de combustión y herramientas. También se usa para fabricar cascos de barcos, hélices, tubería y equipos de plataformas petroleras.

Aplicación en la construcción

Por la belleza del cobre, se usa como elemento decorativo en la fabricación de adornos, recubrimiento de paredes, marcos interiores, techos y en otros elementos necesarios para la construcción.

Aplicaciones domésticas

En nuestros hogares nos encontramos a cada paso con el cobre y sus aleaciones: en nuestras instalaciones eléctricas, de agua, de gas, de comunicaciones, en los equipos electrodomésticos, tales como jugueras, planchas, lavadoras, televisores, afeitadoras y en los utensilios de mesa.

Aplicaciones agrícolas

Muchas plagas devastadoras son atacadas con fungicidas y desinfectantes a base de sales de cobre, tales como sulfatos, oxicloruros, etc.

En la salud

El cobre es un elemento esencial en la salud de las plantas, los animales y los seres humanos. Deficiencias y excesos pueden ser dañinos. El cobre forma parte de un grupo relativamente pequeño de elementos metálicos que son esenciales para la salud humana. Nuestra dieta diaria debe proporcionar unas cantidades específicas de oligoelementos, entre ellos, el cobre, para mantenernos sanos. El cobre está incluido en una gran gama de alimentos y dietas equilibradas.

La condición de antimicrobiano es la habilidad de una sustancia para inactivar microbios, tales como bacterias, hongos y virus. Se ha demostrado que algunas de las especies mas tóxicas de bacterias no pueden sobrevivir al estar en contacto con el cobre. Este descubrimiento abre muchas posibilidades para el cobre en la salud.

El cobre es, además, un metal fundamental para conservar la juventud y elasticidad de la piel. El consumo de alimentos ricos en cobre ayuda a prevenir estrías. El cobre se puede obtener de los siguientes alimentos: arvejas secas, porotos, trigo integral, ciruelas, pasas, hígado de ternera, gambas y la mayor parte de los mariscos.

 

 

 

 

 

 

 

previous arrow
next arrow
Slider